Uncategorized

Tu playa

Te comparto mi dicha y mi pesar. Te doy las llaves de mi casa y mi confianza. Te cocino y te llevo a pasear.. Te regalo la sal de mis historias. Te comparto mi fuerza y mi debilidad. Te muestro el cielo al que también llamamos gloria. Te regalo mi voz, mi libertad…

18557149_10156373579569152_4461142687689376907_n

Anuncios
Personal·Uncategorized

Breve personal

El día de hoy ya puedo decirlo:

¡Dejé mi empleo habitual y he conseguido uno nuevo!

Después de casi 2 años de trabajar en la paletería, he tomado un poco de valor y decidir probar nuevas oportunidades. ¡Estoy muy nervioso! Para mí fue una experiencia que requirió valor y decisión, saber que este es un pequeño paso que estoy dando para salir de mi zona de confort y empezar por hacer aquello que disfruto más.  Tengo miedo, pero es un miedo mezclado con entusiasmo, con ganas de descubrir más experiencias.

Espero que todo salga bien, parte del propósito con el que inicié el blog fue que sirviera como un especie de registro de lo que vivo y lo que aprendo. Creo que esta decisión y el nuevo empleo que tomé me servirán para echar en acción varios planes que tenía en espera.

Ojalá todo salga bien.

Personal·Uncategorized

Quiero / Necesito

Quiero / necesito:
– Un amigo/a para ir de museos.
– Un amigo/a para ir al cine.
– Un amigo/a para ir a comer y comer y comer y comer.
– Un amigo/a para ir de compras de ropa.
– Un amigo/a para tomar café y té (y recomendarnos marcas).
– Un amigo/a para ir de compras de libros (y comentarlos)
– Un amigo/a para comentar cómics.
– Un amigo/a para colaborar (en lo que sea).
– Un amigo/a. Punto.
seeking-a-friend-for-the-end-of-the-world-road-trip
Cómics

Aprendiz de friki: ‘Pequeños Aciertos’ de Matt Fraction y David Aja

Gracias al Universo Cinematográfico de Marvel, muchos no-lectores-de-cómics han podido identificar las historias y los conflictos de los personajes principales que aparecen en pantalla. Pero la inclusión de Hawkeye (Ojos de Halcón)  dio la oportunidad de conocer un personaje que a pesar de no destacar como sus compañeros, tiene una historia que ofrece bastante material para disfrutar.

NOTA: Esta reseña corresponde al volumen 2 “Pequeños Aciertos” (Little Hits) publicado por Panini Cómics en España.

6c23933f720ac8eb76560f87db57c483

Lo primero que podremos destacar de este recopilatorio son las maravillosas portadas de David Ajá quien también se encarga de ilustrar algunos de los números interiores. El concepto sencillo y minimalista de Ajá se complementa con los colores a cargo de Matt Hollingsworth con tonos morados.

La historia, autoría de Matt Fraction (Sex Criminals), presenta un Clint Barton más humanizado, con problemas más cercanos a los de Daredevil que a los de sus compañeros vengadores. Aquí la acción tiene lugar en Nueva York y Clint tiene que enfrentar a la mafia, sus propios defectos y encontrarse en el rol de mentor de Kate Bishop (la nueva Hawkeye). Ah, y olvidé decir que tiene uno de los mejores personajes secundarios: Lucky, el perro pizza; quien tiene un número completamente dedicado a él narrado con la ayuda de infografías que lo hacen uno de los números más memorables de esta serie.

Aunque este nuevo Hawkeye tiene el trabajo de otros artistas que mantienen un estilo similar al de Ajá, hay algunos que personalmente no me gustaron para nada (por ejemplo, el Annual ilustrado por Javier Pulido) pero en su defensa diré que se trata de una historia enfocada completamente en Kate Bishop por lo que los diálogos y el trazo más infantil pudiese ir de acuerdo a la personalidad de Kate.

hawkeye-annual002

En México, la serie de Hawkeye fue editada pero interrumpida, por lo que no se terminó de publicar, sin embargo yo pude conseguirlo en préstamo en la Biblioteca Vasconcelos.

 

 

 

Ciudad·Guía del Tragón

Aprendiz de gordito: “Montichela Belgrado”

El otro día caminando por Avenida Insurgentes invité a mi amiga Mariana a comer, y al ir perdiéndonos por las calles de Zona Rosa (de la cual únicamente ubico Génova, por tratarse de la calle principal) descubrimos un lugar que llamó mi atención por la inscripción “Breakfast and Burger Bar”.

Montichela es prácticamente un lugar nuevo en la zona, pero si algo he aprendido es que los lugares nuevos son perfectos para iniciarte como cliente y poder iniciar una tradición. El menú de Montichela se compone principalmente de hamburguesas y en la barra de desayunos se pueden encontrar chilaquiles, huevos al gusto, molletes y omelettes. Si van a la hora de la comida, recomiendo como entrada un montadito; yo probé uno de arrachera para continuar con su plato fuerte: hamburguesas. La sencilla tiene 120 g de suave y jugosa carne  pero su hamburguesa de 3 quesos fue mi favorita. En una segunda visita comí una hamburguesa con hongo portobello, su opción ligera y vegetariana.

Todas las hamburguesas incluyen papas por lo que no te quedas con hambre, y puedes acompañar tu hamburguesa pidiendo una cerveza. Si aún queda espacio para el postre, puedes pedir un rico pastel de elote sin gluten, éxito garantizado.

Montichela es la opción para desayunar al día siguiente de la noche de antro, para desayunar o almorzar rico y a muy buen precio.

16729396_10155987527634152_851136075632172213_n

Montichela Belgrado
Belgrado No. 19,
Col. Juárez (Zona Rosa)
Ciudad de México
Metrobus: Glorieta de los Insurgentes (línea 1)
Metro: Insurgentes (línea 1)
Consumo promedio: $100 por persona
Uncategorized

Mis (muy atrasados) propósitos de 2017

Voy a ser honesto conmigo mismo (y de paso con ustedes): yo formo parte de ese amplio porcentaje de personas que ve en los inicios de cada año la oportunidad de redención por los excesos (o privaciones) cometidos en el año anterior y que terminan abandonando en el primer mes la esperanza de poder cambiar y mejorar.

Pero es inevitable que cada año no me den ganas de hacer una pequeña lista de intenciones que probablemente sirvan como un buen punto de partida para “tal vez ahora sí” iniciar un cambio.

Para esta lista he decidido hacer aquellos propósitos que no tienen que ver con lo referente a internet, otra lista que compartiré posteriormente.

  1. Más, más, más: ¡Más libros, cine y cómics! En 2016 leí cerca de 12 libros (contando novelas gráficas y TPBs de cómics) y vi aproxidamente 48 películas, mis cifras más bajas en la vida. Y si bien dicen que “calidad sobre cantidad”, lo que más consumí fueron películas de tipo comercial y que no exigían mayor esfuerzo de interpretación.
  2. Ejercicio: Resulta algo gracioso (y deprimente) que escriba esto al tiempo que me como una bolsa de palomitas para después continuar con una sopa instantánea, pero he decidido que tras las abandonar el gimnasio y subir cerca de 8 kilos, he decidido ser más cuidadoso con mi alimentación y sobre todo más constancia en el gimnasio.
  3. Levantarme en menos tiempo: Suelo despertarme muy temprano, incluso en fines de semana, y podría decirse que soy una “morning person” pero tardo mucho (estoy hablando de horas) para salir de la cama. Revisar Facebook, Instagram, Twitter, Tumblr, Pinterest y todas mis redes sociales implica tiempo que podría aprovechar para hacer ejercicio o tal vez dedicarme a mi siguiente propósito.
  4. Meditar: Y no me refiero a alcanzar el estado zen ni el nirvana a través de la meditación, sino a diariamente hacer un pequeño acto de conciencia sobre el día, aprender sobre mis errores y repetirme algunas verdades de la vida.
  5. Stop thinking, start doing: Mi personalidad perfeccionista (lo digo como defecto) a veces no me permite hacer las cosas por temor a que no resulten como yo las previsualizo.
  6. Ahorro: En México, el sistema de pensiones a jubilados dejó de utilizarse hace unos años, lo que significa que a partir de mi generación, todos tendremos que ahorrar para el momento de retirarnos laboralmente. ¿Por qué no iniciar un hábito con miras al futuro? Existen retos de ahorro como el de los 10 pesos de Sonia de “Blog y Lana” que podría realizar y ver cuánto acumulamos.
  7.  Mejorar mis relaciones: Retomar amistades, pedir disculpas, celebrar cumpleaños, pasar más tiempo con las personas que quiero. Últimamente me he vuelto alguien más solitario y para ser sinceros no me ha gustado del todo.

En fin, estos son mis propósitos de año nuevo, prometo (y espero) que el blog sea un reflejo de este listado con sus altas y bajas; como ven los propósitos se enfocan en diferentes áreas del ser humano, la mente, el cuerpo y el espíritu. Espero poder escribir en próximos años lo que significó la travesía y sus consecuencias.

10802390_581066762025729_663676989_n-500x500
La mayoría de las preguntas pueden reducirse a: 1) “Tengo miedo” 2) “No sé qué hacer”. Las respuestas: 1) Un día estarás muerto. 2) Sigue trabajando.

Uncategorized

Aprendiz de lector: Gay GIGANTE (y rosa) de Gabriel Ebensperger

He de confesar que en mi niñez fui un pequeño sumamente tímido y mientras los niños (y principalmente mi hermano y mis primos) jugaban al fútbol yo escuchaba música. Nunca jugué a las muñecas ni a la casita, sin embargo no sentía atracción alguna a la idea de correr tras un balón y posiblemente salir lastimado en el rostro tras un puntapié bien acomodado. En cambio, mi pasado yo, adoraba hacer selecciones musicales estando al frente de la radio “cazando” que en las estaciones reprodujeran las canciones que tanto me gustaban. Y sí. Crecí siendo un niño musical y lúdicamente “diferente” al resto de mis compañeritos. Y me daba cuenta de eso…

16-12-08-16-56-09-487_deco

Esta pequeña introducción a manera de recuerdo me vino a la mente tras leer “Gay Gigante: Una historia sobre el miedo”, autoría del chileno Gabriel Ebensperger y que pude encontrar en el apartado de novedades de la editorial Tusquets en la FIL 2016.

Lo primero que pensé tras leer el subtítulo “Una historia sobre el miedo” fue tratar de entender dónde se encontraría un sentimiento tan oscuro dentro de un libro tan brillante (no solo en contenido, sino en sus color rosa pastel presente en todo el libro) y fue que decidí hojear sus páginas.

La primera impresión que tuve tras echar una rápida mirada a “Gay Gigante” fue la de identificarme en muchísimas ocasiones con la historia autobiográfica de Gabriel creciendo y sabiéndose “diferente” en una sociedad machista y homofóbica. Me identifiqué con el temor de saberse “descubierto” por sus amigos y su propia familia pese a sus intentos por ocultar actitudes que delatan los indicios de una identidad sexual: el temor a que descubran tu “secreto”, el por qué no prefieres el fútbol y por qué prefieres a Alanis Morissette sobre Nirvana.  Y además en un formato muy amigable con el lector y particularmente conmigo: la novela gráfica.

16-12-08-17-02-18-013_deco

Pero “Gay Gigante” es una historia que aborda el miedo que va modificando su forma y nos acompaña durante toda la vida: el niño que le da miedo convertirse en un “travesti” como aquellas imágenes estereotipadas que se tenían de un homosexual a inicios de los años 90 o el miedo siendo un adulto a la soledad y cómo nos puede jugar engañosas trampas.

Afortunadamente el libro no es una historia que deprima o que saque a la luz episodios oscuros en la vida del lector, al contrario, habla del amor y el re-conocimiento y cómo éstos son las mejores herramientas contra el miedo que representa lo desconocido.

16-12-08-17-00-39-335_deco

Gabriel Ebensperger nos cuenta además cómo es su labor y su trabajo, sus crushes famosos, desde un Matthew Broderick (que admito, comparto) y su despertar sexual (él viendo a Mulder en X-Files o Se A Vida E  de los Pet Shop Boys y algunos otros lo tuvimos viendo el video de  “Natural” de S Club 7) así como algunos momentos interesantes y reflexiones sobre lo que significa sentirte diferente en una sociedad donde absolutamente todos sus componentes son completamente distintos.

De verdad, dénle una oportunidad a “Gay Gigante”, en verdad les aseguro que se verán reflejados en al menos una de sus páginas. Y si temen que la portada los delate en lugares públicos, no se preocupen, el lector ideó una magnífica solución (contenida en su interior) para que su lectura pueda hacerse libremente.

No recuerdo dónde escuché la frase de que un buen libro es aquel donde al terminar su lectura, te dan ganas de hablar con el autor e invitarle un café. Aquí me dieron ganas de invitarle a Gabriel el café y hablar horas y horas de Grey’s Anatomy, hombres y este maravilloso libro.

“Gay Gigante: Una historia sobre el miedo”
Gabriel Ebensperger
Editorial Tusquets
286 páginas
Precio: $229 pesos mexicanos
Disponible en Amazon, Gandhi, El Sótano y en Planeta de Libros